sábado, 20 de febrero de 2010

cavernícola



Cavernícola, recorchotrech, tapa corchal. ¿Qué te sucede? Me duelen las neuronas. Son demasiados momentos curvos los tuyos, queridísimo licenciado. Quemapelos, matagatos, retuerceperdíz. ¿Qué sucede? Me duele la bilis. Demasiado el cuervo echado atrás y la garganta abierta y apretando, abierta y apretando. Mandril endiablado, nicho usurpado, bullicioso empolvado. Qué, qué. Me pesan toneladas de rocas todas las uñas. Tanto tiempo rascando el tiempo para descubrir las hormigas que harían el trabajo por usted queridísimo licenciado.
(2005)

No hay comentarios:

Publicar un comentario