jueves, 4 de noviembre de 2010

vacío y lleno


A eso que queda en el vacío se lo puede hacer vibrar,
de vibraciones parecen estar dotadas la mayoría de las cosas,
incluso de lo que está compuesto el vacío.

Parece además que, por fin, cuando algo se vacía,
(cuando algo pierde su sentido en la existencia)
es el momento de quedarse así y dar lugar a algo nuevo,
jugar un juego, observar la vibración o sentirla.

Ayer pensé que hay algunos que piensan el mundo, otros que lo observan,
otros lo hablan, otros lo viven y quién lo siente?
Yo siento el mundo,
pero... que arriesgada idea,
como si se pudiera separar el pensamiento del sentir, del estar,
como si, a su vez, se pudiera "sentir el mundo"
pero pienso en las vibraciones,
en el vacío,
en lo que tiene que encontrarse,
y cómo entender...
No veo los puntos donde se tocan
y me cuesta mucho que los hilos queden sueltos,
será por defecto de oficio
pero cuando un hilo queda suelto no se puede tejer
y  se enrrieda...

El otro día me gustó leer a un filosofó que decía que
la realidad y el capitalismo coinciden,
nuestra realidad es profundamente capitalista.
Eso para mí es un contacto pleno y sincero con el vacío.
También decía que una forma de resistir-se
es atacar esa realidad, interrumpir el sentido común, agujerear la obviedad,
eso me encanta.
Pero todavía hay cosas que no comprendo...

3 comentarios: